18.1 C
Yucatán
viernes, abril 12, 2024
HomeMéridaLA POLÍTICA EN TIEMPOS DE JESÚS: LOS ESENIOS Y LOS ZELOTES

LA POLÍTICA EN TIEMPOS DE JESÚS: LOS ESENIOS Y LOS ZELOTES

Date:

Noticias

La esterilización

El MVZ Fidel León Sánchez, uno de los mejores veterinarios en la ciudad de Mérida, Yucatán, nos habla sobre la esterilización en las mascotas

¿Parque temático de ‘Dragon Ball’?

La productora japonesa de animación Toei Animation anunció este...

¡Terror en Rusia!: Ataque en sala de conciertos deja decenas de muertes

Este viernes se registra la muerte de varias personas...

18 personas del secuestro masivo en Culiacán ya fueron liberadas

Fueron liberadas 18 personas de 25 que fueron reportadas...

OTRO YUCATECO DEBUTA EN EL SPRING TRAINING 2024

El Akileño GERARDO GUTIERREZ debutó esta noche en la...

Por: Jesús SOLÍS ALPUCHE

En la actualidad el peor de todos los bandidos es el “político trapacero, granuja, corrupto y servil” afirma el célebre dramaturgo y poeta alemán, Bertolt Brecht, reconocido por la claridad de su compromiso con la izquierda. Brecht (10/2/1898-14/8/1956) es uno de los escritores influyentes del siglo XX, creador del teatro épico también llamado dialéctico.

Dedicado a la lucha antifascista puso su arte al servicio de los trabajadores y a denunciar las desigualdades en el sistema capitalista. Brecht al referirse a la gente que se sustrae de la participación política, los llama” Analfabetas políticos” y los hacía responsables de todas las injusticias del sistema de dominación: El peor analfabeto es el analfabeto político, dice: “No oye, no habla, ni participa en el acontecer político. No sabe que el costo de la vida, el precio del pan, del pescado, de las frutas, del alquiler, e vestir, o las medicinas dependen de las decisiones políticas.

El analfabeto político es tan ciego, que se enorgullece diciendo que NO quiere saber nada de la política. No sabe que, de su ignorancia política nace la injusticia del enriquecimiento ilícito, la prostituta, el menor abandonado, y el peor de todos los bandidos, que es el político mentiroso, trapacero, granuja, corrupto y servil… En la actualidad, prevalece una corriente que se denomina cristiana, como Los llamados Testigos, que el tema de la política y la transformación social que puede impulsar se les prohíbe, es un ejemplo de la autoexclusión de estos procesos. No opinan, no eligen ni votan, no deciden socialmente.

Pero esta negación a la lucha por una sociedad más justa, no es tan pura al NO tomar partido contra la injusticia, sino todo lo contrario, porque se soslaya y solapa el orden establecido, violento e injusto basado en profundas desigualdades económicas y sociales.

El excluirse de los procesos políticos y sociales no es nuevo, aunque Los Testigos, nace como una escuela Bíblica en 1870 en Pensilvania, fundada por Charles Taze Russel, sino que, desde los tempos de Jesús, una corriente doctrinaria que se denomina Los Esenios, optó por rechazar vivir en un sistema de injusticia, impuesto por Roma, el Sanedrín y los poderes económicos en forma sistemática, para refugiarse en comunidad diferente en los monasterios del Mar Muerto.

Los Esenios eran comunidades que rechazaron totalmente la presencia romana y optaron por el aislamiento, una especie de vida más espiritual que material, de forma aislada del sistema violento e injusto, esperando la intervención de Dios que restablecería su reino en la tierra. Los Esenios se basaban en manuscritos bíblicos del antiguo testamento, mucho más antiguos de los conocidos tiempo después identificados como los Rollos del Mar Muerto (https://es.wikipedia.org/wiki/Manuscritos_del_Mar_Muerto). Pero la separación de la civilización, por violenta que sea, no es una estrategia de lucha eficaz, aunque en sí misma revele integridad moral y coherencia doctrinaria contra la violencia. Una opción

lógica para Jesus hubiera sido el estudio, la reflexión y la conteplación en las cuevas del Qumran, y esperar con los Esenios que el Dios verdadero cambie las cosas. Jesús pudo haberse retirado de las tensiones y conflictos religiosos y políticos de los pueblos dominados por Roma, donde todo era contaminante, pero sabía que el Padre actuaba vía su pensamiento y el de los pueblos. Llegar a esta conclusión debió haber sido difícil y optar por el mundo en conflicto para serviré mejor al Padre, es sin duda su mayor aportación doctrinaria, pues desde entonces, Dios actúa de manera resuelta vía nuestras ideas y acciones en la construcción.

Considero que, a partir de Jesús el desarrollo histórico de las sociedades teocráticas, como la de los hebreos, Dios junto con los pueblos empiezan a jugar el papel definitivo en las luchas de liberación. Por eso la única opción que pudo haber tentado a Jesús en su toma de decisiones, incluso doctrinales, es la opción de los Celotes. https://www.coalicionporelevangelio.org/articulo/quienes-los-zelotes-nuevo-testamento-preguntas-biblicas/ Los Celotes estaban expandidos entre toda la sociedad judía, era una forma de vida militante, por lo que es la cuarta corriente político social y, por la que Jesús optó en sus tiempos. Esta corriente religiosa popular se identificaba por el celo del Dios de Israel y su santidad, en forma clandestina y mantenían un movimiento clandestino armado (https://es.wikipedia.org/wiki/Zelote.) Eran creyentes en el legado de Josué y los Macabeos, para quienes el celo de Dios se expresaba en guerras santas y de liberación contra los romanos infieles. Los romanos, como amplios sectores del poder de hoy, no entendían otro leguaje que el de la fuerza. Las revoluciones celotes sacudieron Palestina antes y después de Cristo para enfrentar al imperio y sus adláteres los Saduceos y fariseos, que mantenían sometido al pueblo israelí. Los Celotes tenían el propósito de la resistencia nacionalista y coincidía con Jesús en que rechazaban la veneración y/o dominación de hombre por el hombre. Y así como Jesús dialogaba con los saduceos y los fariseos entre los que tenía amigos, como José de Arimatea, también entre los Celotes tenía adeptos como lo fue Simón Pedro, (Simón el Celote)

Pero la relación de Jesús con fariseos y Celotes, no tenía otro objeto que atraerlos a la opción que en realidad pretendía para su pueblo. Un cambio que está en el ser humano mismo y no en el poder por el poder, sino en el poder para la liberación del Ser Humano mismo desde su interior, hacia los demás. Para que cambien los Reinos primero han de cambiar los hombres

Un resultado actual después de casi 20 siglos del asesinato de Jesus, es la Opción preferencial por los pobres. La salvación cristiana no puede darse sin la liberación económica, política, social e ideológica, como signos visibles de la dignidad del hombre. Se trata de una filosofía según Enrique Dussel, basada en la noción de la ética de la liberación. Un pensamiento que expone como necesarias las nociones de intersubjetividad y alteridad para el enriquecimiento interior de la persona interactuando para una nueva sociedad. chantzacan@hotmail.com

Relevantes