27.5 C
Yucatán
lunes, marzo 4, 2024
HomeColumnaEL DILEMA DE MORENA Y LA 4aT: GANAR TODO EL PODER, CON...

EL DILEMA DE MORENA Y LA 4aT: GANAR TODO EL PODER, CON APOYO PRINISTA Y PERDER EL PROYECTO. O SEGUIR EN LA LUCHA POR LA DEMOCRACIA INTERNA Y EL CAMBIO VERDADERO

Date:

Noticias

Homeopatía para perros y gatos, usos y beneficios

Dr. Ignacio Manuel Guerrero Gantus

Reunión de “morenistas” acordando proyectos estructurales en el estado

Esta tarde, Jesús Solís Alpuche, Enrique Pérez Polanco, Jorge...

Detienen en aeropuerto de Mérida a traficante de menores

La Guardia Nacional informó la detención de una persona, en el...

Echo Hub de Amazon: Precio y características del dispositivo

Tener una casa inteligente hoy día es mucho más...

Por: Jesús SOLÍS ALPUCHE

Sostengo que el único aspirante a coordinar la defensa de la 4aT y el proyecto de la 4aT de l@s siete seleccionad@s por las directivas estatal y nacional, es Huacho Diaz Mena. Sus cinco años de trabajo como Secretario de Bienestar le permitió una estructura y vinculación con amplios sectores sociales de los beneficiarios y acuñados en su candidatura por morena en 2017 a gobernador.

La Secretaría de Bienestar en Yucatán, constitucionalmente apoya, de acuerdo con los derechos económicos, sociales y culturales, establecidos en nuestra Constitución, a más de medio millón de legatarios entre adultos mayores, estudiantes, madres solteras, discapacitados y jóvenes artesanos del futuro, nóminas con las que Diaz Mena trabajó, orientó y afilió como destinatarios. Lo cual le da una enorme ventaja de relación y vinculación, que sigue incubando con más fuerza, rumbo a la Encuesta que decida, si es que no hay mano negra, al más capaz y mejor posicionad@ a coordinar la 4aT a fines de este mes.

Esto viene a que en Yucatán y todo el país, cuya defensa coordina Claudia Sheinbaum, el proceso adolece de certidumbre, por lo que es fácil que tengamos  resultados dudosos y controvertidos, para seguir con la crisis que hoy tenemos.

Ya que está a la vista, que la cúpula actual, no entiende de paradojas, -aunque el presidente diga todos los días, que el fuego no se puede apagar con fuego, ni los corruptos puedes acabar con la corrupción-. La cúpula morenista, desde que quedó en manos de Yeidckol Polenvky, y hoy con Mario Delgado, quiere ganar con la misma clase política PRIANista que hundió al país en la corrupción los últimos 36 años de neoliberalismo. Y así, ya tenemos al gordito Marín, a Raúl Paz y a Romel Pacheco y muchos más disfrazados de morenistas.

Mario Delgado, presidente de morena y Claudia como Coordinadora quieren resultados electorales contundentes como los de Andrés Manuel en 2018. Pero se olvidan de Lily Tellez, Hermán Martines y cientos de funcionarios, electos y nombrados que chaquetearon, porque sirven intereses contrarios a los intereses del pueblo y, el Movimiento de Regeneración no es lo suyo.

Desde entonces morena nos impuso el conflicto de la lucha por el cambio verdadero, que nos traslada a la Izquierda militante, que mayoritariamente somos los fundadores. Una lucha entre la degeneración y la Regeneración.

Morena no es el PRI. En el PRI y también en el Pan había una militancia de verticalismo ciego. En morena somos un proyecto nacido de un Movimiento que, aunque Amlo ahora lo niegue y rechace, fuimos Asociación Civil de 1911 a 1914. Ahora la mayoría, de los que lo acompañamos en la ventura, estamos siendo suplantados por la clase política acostumbrada a vivir del presupuesto, sirviendo a los intereses de las oligarquías en lugar de ‘’Primero los Pobres’’ que era nuestro emblema nacional.

Y ese es el conflicto que enfrenta la cúpula morenista. Optar por los sirvientes de las oligarquías del sistema dominante de siempre en Yucatán, o cumplir con el proyecto del cambio verdadero y la 4ª Transformación del país, en la que esté ‘’Primero los Pobres’’ víctimas de despojo de tierras, aguas y patrimonio cultural para seguir sirviendo a los interés del gran capital, traficantes de tierras, como los Medina Millet, y otros que de acuerdo con el gobierno estatal y su modelo de desarrollo más neoliberal que el del mismo Salinas de Gortari en su tiempo.

Lo que hoy ocurre, al interior de morena y la 4aT, y se ve reflejado en las redes sociales, es una contienda en un círculo mucho más amplio: el de los electores, y ocurre entre los informados y los desinformados. Entre los grupos de facto, que aspiran a insertarse cada vez más y mejor en el presupuesto de la 4aT y, los que queremos democracia, para que haya un desarrollo político sustentado en el imperativo ético. No en la lucha del poder por el poder a bace de mentiras, acarreos y tráfico de influencias, intra partidistas, y conciencias erráticas.

Esto se visibiliza en el momento que el centralismo impone a otros cuatro, entre ellos a Raúl Paz del PAN, al gordito Marín del PRI, Jessica Saidén y Alfa Tavera de Morena, que no salieron en la decisión del Consejo Estatal morenista.

Porque el nivel de concientización es pobre y el propio Consejo Estatal no tiene estructura ni ideología que pueda hacer la Revolución de las Conciencias electorales para exigir una candidatura comprometida con el Cambio Verdadero. De los 7 aspirantes Sólo “Huacho” Díaz sería el más elegible para ganar y NO aceptar sacrificios impuestos desde el centro nuevamente, ni en aras de la paridad de Género, que es el subterfugio institucional para más imposiciones.

Relevantes