26.2 C
Yucatán
martes, abril 23, 2024
HomeInternacionalIrán asegura que Arabia Saudí pagará un alto precio por la ejecución...

Irán asegura que Arabia Saudí pagará un alto precio por la ejecución de Al Nimr

Date:

Noticias

Cosas que eclipsan nuestras vidas: un análisis desde la psicología

La psicóloga Sara Helena López Moreno, una de las mejores psicólogas en la ciudad de Mérida, Yucatán, nos habla sobre las cosas que eclipsan nuestras vidas

La esterilización

El MVZ Fidel León Sánchez, uno de los mejores veterinarios en la ciudad de Mérida, Yucatán, nos habla sobre la esterilización en las mascotas

La Mujer en el Diván

La psicóloga Sara Helena López Moreno, una de las mejores psicólogas en la ciudad de Mérida, Yucatán, nos habla sobre la mujer en el diván

¿Parque temático de ‘Dragon Ball’?

La productora japonesa de animación Toei Animation anunció este...
  • El hermano del prominente clérigo chií, uno de los principales líderes de la Primavera Árabe, ha pedido a la gente que reaccione de manera pacífica ante el ajusticiamiento
El clérigo ajusticiado fue detenido en 2012
El clérigo ajusticiado fue detenido en 2012

El Ministerio de Exteriores iraní ha asegurado que Arabia Saudí «pagará un alto precio» por la ejecución del clérigo saudí chií Nimr Al Nimr, uno de los líderes en las revueltas populares en el país árabe durante 2011 y 2012, ajusticiado este sábado, junto a otras 46 personas, por delitos de «terrorismo, desobediencia y solicitar la intervención de países extranjeros» para aliviar las condiciones de vida de la marginada comunidad chií.

Además, Teherán ha acusado a Arabia Saudí de apoyar a terroristasmientras ejecuta al mismo tiempo a los enemigos del terrorismo, según el comunicado recogido por la agencia oficial de noticias iraní «IRNA».

Irán se ha ceñido de nuevo a la condena oficial emitida tras conocer la sentencia de muerte contra Al Nimr, cuando advirtió de que Riad «lo pagaría caro» si ejecutaba al clérigo.

Según informó el Ministerio saudí del Interior, los ajusticiados son en su mayoría de nacionalidad saudí, salvo un egipcio y un chadiano. Los cargos incluyen también la adopción y promoción de la ideología «takfiri» (extremista suní), el asesinato, el secuestro, la fabricación de explosivos y la posesión de armas, entre otros.

El hermano del prominente clérigo ha pedido a la gente que reaccione de manera pacífica ante el ajusticiamiento. «Nimr era muy reconocido por su comunidad y por la sociedad musulmana en general, así que está claro que va a haber una reacción», ha dicho Mohamed Al Nimr.

«Sin embargo», ha solicitado, «esperamos que todas las reacciones se limiten a un marco pacífico». «Nadie debe reaccionar fuera de estos límites. Basta de derramar sangre», ha solicitado.

Algunos de los ataques imputados a los condenados son los registrados contra varios complejos residenciales de Riad en 2004 y contra sedes de empresas petroleras en la provincia de Al Jabar en 2005, donde hubo varios muertos.

También los atentados contra el Ministerio del Interior y las sedes de la Fuerzas de Emergencia en 2005 o el ataque contra el consulado estadounidense en Yeda ese mismo año, en el que fallecieron cuatro personas.

Al Nimr fue detenido en 2012

Grupos islámicos extremistas comenzaron en mayo de 2003 una campaña de desestabilización del régimen saudí con varios atentados contra la colonia occidental que trabaja en el país y contra las instalaciones petroleras.

Estos atentados, en los que hubo decenas de fallecidos, fueron contestados con una lucha sin cuartel de las fuerzas saudíes, que detuvieron a numerosos supuestos terroristas.

En los últimos dos años, cientos de personas han sido condenadas por terrorismo en el reino, y también se ha cebado con la minoría chií.

El clérigo chií fue sentenciado a la pena capital por desobedecer a las autoridades, instigar a la violencia sectaria y ayudar a células terroristas.

Al Nimr fue detenido en julio de 2012 por apoyar los disturbios contra las autoridades saudíes que estallaron en febrero de 2011 en la provincia de Al Qatif, en el este del país y de mayoría chií.

Su condena a muerte levantó un fuerte malestar entre la comunidad chií saudí y fue también criticada por importantes ayatolás de Irán, la potencia chií rival de Arabia Saudí.

Arabia Saudí aplicó la pena de muerte a más de 140 personas en 2015, el primer año de reinado de Salman bin Abdelaziz, una cifra muy superior a las 88 ejecuciones registradas en 2014

Relevantes