21 C
Yucatán
viernes, marzo 1, 2024
HomeMunicipiosPeriodistas exhiben las mentiras del periódico POR ESTO!

Periodistas exhiben las mentiras del periódico POR ESTO!

Date:

Noticias

Homeopatía para perros y gatos, usos y beneficios

Dr. Ignacio Manuel Guerrero Gantus

Reunión de “morenistas” acordando proyectos estructurales en el estado

Esta tarde, Jesús Solís Alpuche, Enrique Pérez Polanco, Jorge...

Detienen en aeropuerto de Mérida a traficante de menores

La Guardia Nacional informó la detención de una persona, en el...

Echo Hub de Amazon: Precio y características del dispositivo

Tener una casa inteligente hoy día es mucho más...

*La ceguera y obsesión de Alicia Menéndez provocó el despido de dos jefes de información y un reportero, el primero fue removido de su cargo y a los otros los hicieron renunciar cuando manifestaron que el caso de Paraíso Sisal había llegado a la recta final, además que desde el punto de vista legal, no había violación alguna

*Numerosos científicos, académicos, ex funcionarios estatales, y representantes de organismo no gubernamentales manifestaron su descontento con el periódico, ya que sus declaraciones fueron tergiversadas, e incluso, en los textos se les atribuye declaración que nunca efectuaron

*Lo peor de todo, el tema ya cayó al fastidio, debido a lo repetitivo de la información además que las notas carecen de sustento y calidad informativa, por lo que ya no interesa el tema

 

Redacción/Yucatán Grupo Informativo

La ola de difamaciones en contra de la Inmobiliaria Paraíso Sisal inició a partir de la tercera semana de febrero pasado, a cargo de la subdirectora de POR ESTO!, Dévora, quien con mentiras fundamentó la supuesta violación a las leyes federales, tomando un documento de 2016 y aseveró que no se debía construir, sin tomar en cuenta que en 2018 ya contaban con la respectiva autorización del MIA.

La elaboración del respectivo castillo de naipes la llevó a la renuncia de su cargo, pero convenció de tal modo a la directora del rotativo, Alicia Menéndez Figueroa, que durante dos meses ha mantenido la publicación de notas difamatorias, e incluso, alterando las declaraciones de los entrevistados así como los documentos obtenidos a través de la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT).

Incluso, creó el denominado “Cartel de Sisal”, involucrando a empresarios, funcionarios vigentes y retirados, e investigadores, por lo que dicho periódico provocó la ruptura con el Ayuntamiento de Hunucmá y algunas dependencias federales.

Numerosos científicos, académicos, ex funcionarios estatales, y representantes de organismo no gubernamentales manifestaron su descontento con POR ESTO!, ya que sus declaraciones fueron tergiversadas, e incluso, en los textos se les atribuye declaración que nunca efectuaron.

Por tal motivo, muchos de los entrevistados ya no quisieron dar más declaraciones referentes a Paraíso Sisal, y por tal motivo, los reporteros se han quedado sin fuentes.

La ceguera y obsesión de Alicia Menéndez provocó el despido de dos jefes de información, el primero fue removido de su cargo y al segundo lo hicieron renunciar cuando manifestaron que el caso de Paraíso Sisal había llegado a la recta final, además que desde el punto de vista legal, no había violación alguna.

Lo mismo sucedió con el reportero Didier Madera el martes pasado, quien fue despedido fulminantemente cuando le dijo que ya no había fuentes para declarar porque se quejaban de que se están tergiversando sus declaraciones. Terminando de explicar la situación, le dijeron que pase por su liquidación.

Lo peor de todo, el tema ya cayó al fastidio, debido a lo repetitivo de la información además que las notas carecen de sustento y calidad informativa, por lo que ya nadie lee sobre ese tema en específico.

Es decir, POR ESTO! cae en las mentiras, chantajes y calumnias con tal de obtener lectores, cuando en realidad sólo provoca que estos se alejen. Incluso su circulación que era entre 30 y 35 mil ejemplares diarios, se ha desplomado a 7 mil diariamente.

Tomando en cuenta que somos mas de dos millones de habitantes en el Estado, no tiene impacto en la opinión pública.

La difamación

Pese la ola de difamación que prevalece en contra de la Inmobiliaria Paraíso Sisal, las obras que actualmente se desarrollan cuentan con los permisos y licencias correspondientes, al mismo tiempo que se protege el medio ambiente así como a la Reserva Estatal El Palmar, para que no tenga impacto a la flora y fauna de la región.

Incluso, Paraíso Sisal es un predio particular establecido dos décadas antes de la creación de El Palmar, y desde el punto de vista jurídico, nunca formó parte de la Reserva Estatal.

Para iniciar el desarrollo se efectuaron diversos trabajos y estudios durante varios años, al mismo tiempo que se cumplió con toda la normatividad vigente, por lo que se cuenta con las autorizaciones y permisos correspondientes, tal el caso del Cambio de Uso de Suelo Forestal y el correspondiente pago de derechos al Fondo Nacional Forestal, por un monto de un millón 389 mil pesos.

El proyecto habitacional lo empezó Fernando Barbachano Herrero, en la década de 1980, pero lo suspendió y vendió el terreno, por lo que los propietarios actuales son Víctor Manuel y Daniel Campos Agüero y Ricardo Humberto Bastarrachea, por lo que son socios de la Inmobiliaria e integrantes del Consejo de Administración.

El 23 de marzo de 2018, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) le autorizó el Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA) número 31YU2017UD085, correspondiente al proyecto de “Urbanización, electrificación, ampliación de camino existente y apertura de un nuevo camino de acceso para un predio formado por los tablajes catastrales: 1896, 2888, 2889, 4803 y 5565 denominados Paraíso Sisal, ubicado en el puerto de Sisal, comisaria de Hunucmá, Yucatán”.

Posteriormente, el 21 de agosto del mismo año, la dependencia federal emitió la resolución con Oficio 726.4/UGA-0617/0001454, perteneciente el proyecto “Construcción y operación de una casa habitación ubicado en el lote 5222 del proyecto de lotificación Paraíso Sisal, en la comunidad de Sisal, Yucatán”.

En 2019, la Procuraduría Federal de Protección Ambiente (Profepa) verificó el cumplimiento de las condiciones dadas en el permiso, tal como consta en el acta de inspección respectiva.

 

 

 

Relevantes