22.1 C
Yucatán
viernes, junio 21, 2024
HomeNacionalJusticia Vulnerable

Justicia Vulnerable

Date:

Noticias

¿Culpa por descansar? 

La psicóloga Sara Helena López Moreno, una de las mejores psicólogas clínicas en la ciudad de Mérida, Yucatán, nos habla sobre la terapia psicológica

Verifica la vigencia de tu credencial y ubica tu casilla para estas elecciones

Las elecciones en México se acercan rápidamente, marcando para...

Deglución atípica y malposición dental

Clini Dent, una de las mejores clínicas dentales en la ciudad de Mérida, Yucatán, nos comparte interesante información sobre la Deglución atípica y malposición dental

El artero asesinato del juez Uriel Villegas y su esposa en Colima, dedicado a atender casos de delincuencia organizada, es muestra de la vulnerabilidad de quienes están encargados de impartir justicia y de la descomposición social que lleva a los grupos delincuenciales a tratar de imponer lo que consideran su propio orden.

Esta ejecución se viene a sumar a los de jefes policiacos, periodistas, diputados, alcaldes, regidores, custodios, abogados y hasta testigos cuya presencia constituye un obstáculo para el crimen organizado, que ve en todos estos actores enemigos a la consecución de sus intereses.

Es mediante la intimidación (para presionar a una acción o una inacción en el fallo judicial) como de la represalia, cuando la sentencia no es del agrado del acusado, que los criminales pretenden coartar el trabajo del poder judicial, causando desconcierto entre la población general que atestigua cada vez una mayor frecuencia el nivel de descaro e impunidad que alcanzan los actos de la delincuencia, especialmente la ligada al narcotráfico.

Por eso es que son plausibles las declaraciones del ministro Arturo Zaldívar quien expresó, tras conocer el crimen contra el juez Villegas, que pese a las presiones de los grupos criminales, el gobierno debe seguir apostando a resolver sus problemas por la vía del derecho, aun cuando tenga el impulso de de imponer orden a través del uso de la fuerza. Expuso también que lo sucedido al juez puso de manifiesto la valentía de quienes arriesgan su vida para proteger los derechos de todas y de todos.

Es grave para el país contar con jueces vulnerables, pues se envía a la sociedad el mensaje de no contar con un Estado fuerte capaz de brindarle protección y justicia.

Al problema de impunidad no debe sumarse ahora el fenómeno de grupos criminales que a sangre y fuego buscan impedir la acción de la justicia, pues ya se vio que no son casos aislados los de jueces y magistrados que han sido amenazados o que se encuentran en situación de riesgo por el trabajo que desempeñan.

Por eso la tarea del Estado será la de garantizar la seguridad de los miembros del poder judicial, pues haciéndolo, garantiza también la impartición de una justicia que debe ser ciega para ser equitativa para todos.

Que la intimidación no detenga la actividad que les ha sido conferida a los jueces por la Constitución, pues de su continuidad depende no solo la permanencia del Estado mismo, sino la salud social de toda nuestra nación.

Relevantes