24.3 C
Yucatán
domingo, abril 21, 2024
HomeMéridaDE POLÍTICA Y COSAS PEORES.- Compasión

DE POLÍTICA Y COSAS PEORES.- Compasión

Date:

Noticias

Cosas que eclipsan nuestras vidas: un análisis desde la psicología

La psicóloga Sara Helena López Moreno, una de las mejores psicólogas en la ciudad de Mérida, Yucatán, nos habla sobre las cosas que eclipsan nuestras vidas

La esterilización

El MVZ Fidel León Sánchez, uno de los mejores veterinarios en la ciudad de Mérida, Yucatán, nos habla sobre la esterilización en las mascotas

La Mujer en el Diván

La psicóloga Sara Helena López Moreno, una de las mejores psicólogas en la ciudad de Mérida, Yucatán, nos habla sobre la mujer en el diván

¿Parque temático de ‘Dragon Ball’?

La productora japonesa de animación Toei Animation anunció este...

¡Terror en Rusia!: Ataque en sala de conciertos deja decenas de muertes

Este viernes se registra la muerte de varias personas...

Por: CATÓN

El abogado le informó a doña Mesalina: “Su marido quiere divorciarse de usted. La acusa de haberlo engañado; dice que llegó a su casa y la encontró en la cama con un hombre”. “Él fue quien me engañó -se defendió la señora-. Me dijo que llegaría a las once de la noche, y llegó a las nueve”… Un tipo le contó a su amigo: “No sé qué hacer con mi perro. Persigue a todo el que pasa en una bicicleta”. Sugirió el otro: “¿Por qué no lo atas?” Respondió el primero: “Eso sería muy cruel. Mejor le voy a esconder la bicicleta”… Lord Highrump le comentó en el club a lord Feebledick: “¿Supiste que Boozebag se casó?” “¿Con quién?” -preguntó el lord. “Con un gorila -respondió Highrump, flemático-. Lo conoció en Borneo, se enamoró y le pidió que se casara con él”. Sin cambiar la expresión dijo lord Feebledick: “No me extraña. Siempre lo consideré un tipo raro”. “No es tan raro -acotó Highrump-. Casó con gorila hembra”… Mis caminatas al amanecer por la playa de la Isla del Padre, al sur de Texas, cuando todavía no llega la gente y sólo están ahí esos inquietos pajarillos que caminan con paso presuroso, los sandpipers de Burton y la Taylor. Mis desayunos en Denny’s, donde doy buena cuenta del Lumberjack’s Breakfast, el platillo más abundante de la casa. Mis búsquedas de libros en Barnes & Noble, de McAllen, o de chácharas del tiempo de la Segunda Guerra en la pequeña pulga que se pone los domingos en Port Isabel. Tales son los placeres que disfruto cuando voy con mi familia “al otro lado”. Quisiera poder decir que acostumbro esquiar en Vail, o jugar en Las Vegas cada mes, o comprar mi ropa en Nueva York, o asistir a la temporada del Ballet de San Francisco, o presenciar cada año el Super Bowl.

Pero soy hombre de gustos sencillos, y aquellos módicos deleites son grandes lujos para mí. Pues bien: aun a eso renunciaré si llega a la Presidencia de Estados Unidos Donald Trump. Pobre ejemplar de la especie humana es ese individuo estólido y bajuno. Finca su calidad en el dinero, y mira como entes inferiores a quienes no son o piensan como él. La soberbia es siempre necia, pero en él alcanza el grado de la estupidez. Si por uno de esos extraños vuelcos que tiene la política llega Trump a Presidente de la nación vecina, consideraré seriamente la posibilidad de no cruzar ya la frontera, y de decir adiós a mi playa, a mis desayunos, a mis libros y a mis chacharitas. Compadézcanse de mí los electores norteamericanos. Nieguen su voto a ese nazifascista atrabiliario y prepotente que deshonra la tradición democrática de su país, y no me priven de aquellos modestos goces cuya llegada espero con ilusión cada año… Avaricio Cenaoscuras, hombre cutre, cicatero, le preguntó a la chica de tacón dorado cuál era el monto de sus honorarios. Ella a su vez le preguntó cuánto traía. “Cincuenta pesos” -respondió el sujeto. “Por esa cantidad -le informó la mujer- sólo tienes derecho a una frotadita”. El tipo accedió, y la mujer frotó su cuerpo brevemente con el del individuo. Al terminar el episodio Avaricio sacó un billete de 50 pesos, lo frotó en el cuerpo de la daifa y se alejó… Don Valetu di Nario cumplió 105 años. Un reportero le preguntó a qué atribuía el hecho de haber llegado a tan avanzada edad. “Bueno -explicó el provecto señor-, el año pasado dejé de beber y de andar con mujeres”… Don Chinguetas le dijo a su esposa, doña Macalota: “¿Qué harías si me sacara la lotería?” Respondió ella: “Te exigiría la mitad del premio y me iría de la casa”. “Muy bien -manifestó Chinguetas-. En el sorteo de anoche me saqué mil pesos. Aquí tienes 500, y que te vaya bien”… Vanidoso tipo es Jactancio Elátez. En el momento del culmen amoroso no grita: “¡Dios mío! ¡Dios mío!” Grita: “¡Yo mío! ¡Yo mío!”… Los novios se iban a casar, y hablaron sobre el número de hijos que tendrían. Ella quería tres, y él solamente dos. No se ponían de acuerdo; la discusión subió de tono. El muchacho declaró: “Tendremos nada más dos hijos. Para asegurarme de eso, después de que nazca el segundo me haré la vasectomía”. “Está bien -replicó ella-. Pero espero que quieras al tercero como si fuera tuyo”… FIN.

afacaton@yahoo.com.mx

Relevantes